americana.es.

americana.es.

El 4 de julio: una fiesta patria llena de historia y tradición

El 4 de julio: una fiesta patria llena de historia y tradición

El 4 de Julio: Una Fiesta Patria Llena de Historia y Tradición

El 4 de julio es uno de los días más importantes en la cultura americana. Es una fecha en la que los ciudadanos de Estados Unidos celebran su independencia de Gran Bretaña y honran su país. A lo largo de la historia, esta fiesta patria ha evolucionado y se ha acuñado como una celebración llena de ritual y tradición. A continuación, se profundizará en la historia de esta fiesta patria, sus tradiciones y cómo se celebra en la actualidad.

Historia

El 4 de julio de 1776, el Congreso Continental de las Trece Colonias declaró su independencia de Gran Bretaña. El documento que declaraba esta independencia fue redactado principalmente por Thomas Jefferson y se conoce como la Declaración de Independencia. Este documento sentó las bases para la formación de Estados Unidos como una nación independiente y soberana.

La celebración del 4 de julio como una fiesta patria data del primer aniversario de la independencia en 1777. En este día, los ciudadanos de Filadelfia, donde se firmó la Declaración de Independencia, celebraron con desfiles, fuegos artificiales y una cena comunitaria. En los años siguientes, otros estados se unieron a la celebración.

En 1870, el Congreso declaró el 4 de julio como un día festivo nacional, lo que significa que es un día de descanso para los trabajadores en todo el país. Además, se crea todo un fin de semana de celebraciones a nivel nacional que incluyen desfiles, festivales, juegos y, por supuesto, fuegos artificiales.

Tradiciones

Como uno de los días más importantes del calendario de Estados Unidos, el 4 de julio ha acumulado muchos rituales y tradiciones a lo largo de los años. Uno de los más antiguos, y quizás más icónicos, es el desfile. En todo el país, ciudades y pueblos organizan desfiles que incluyen bandas, carrozas, y personas vestidas con trajes patrióticos. Cada desfile es único y representa los valores y la personalidad de la comunidad en la que se celebra.

Otra tradición es la de perseguir o atrapar caramelos o pequeños juguetes que se lanzan durante desfiles y festivales. A los niños les encanta esta actividad y a menudo se arma una "guerra" para ver quién puede recoger más dulces y objetos tirados.

Los fuegos artificiales son una parte ineludible de la celebración y hay espectáculos en todo el país en la noche del 4 de julio. Estos pueden ser desde pequeños fuegos artificiales en su vecindario local hasta espectáculos masivos que atraen a miles de personas. Muchas ciudades también celebran cuando el sol se pone encendiendo las luces de fuegos artificiales que iluminan el cielo de la ciudad.

En algunos estados, se celebra la competencia de comer pasteles. Los concursantes tienen que comer la mayor cantidad de pasteles en un tiempo determinado. Esto es muy popular en festivales del 4 de julio y puede ser un evento bastante competitivo.

Celebración en la actualidad

Hoy en día, el 4 de julio sigue siendo una de las fiestas patrias más grandes y entrañables de Estados Unidos. La celebración comienza temprano en el día con desayunos comunitarios y juegos en los patios de recreo. Después de eso, puedes ver desfiles, ver carreras de festivales, y comer comida deliciosa en la calle.

Los pueblos pequeños a menudo organizan juegos en el parque, carrerras o competiciones de baile. Estos eventos son excelentes para que las familias y amigos se diviertan juntos y participar en las competencias suelen ser un auténtico valor agregado para aquel que los gane.

El clímax de la celebración del 4 de julio generalmente es el espectáculo de fuegos artificiales por la noche. Es un momento emocionante en el que todos miran al cielo y disfrutan de la vista de los fuegos artificiales iluminando el cielo. Al finalizar el espectáculo, se apaga la música y la multitud suele ovacionar el evento y se retiran, en muchos casos, con una sensación de nostalgia y alegría.

Conclusión

En resumen, el 4 de julio es una fiesta patria llena de historia y tradición en Estados Unidos. Es una ocasión para celebrar la independencia del país de Gran Bretaña y honrar todo lo que representa la nación de Estados Unidos. Desde los desfiles hasta los fuegos artificiales, y desde los juegos hasta la comida, hay algo para todos en el 4 de julio. Esta fecha continúa siendo una parte integral y emocionante de la cultura americana y es una tradición que combina el patriotismo con la alegría y la diversión. ¡Feliz 4 de julio!